La calidad educativa de la ingeniería

noticia5_01Jorge Antonio Lechuga Andrade*

Los procesos de acreditación de los programas de estudio en ingeniería se inician en los Estados Unidos, desde 1932, a través de la creación del Consejo de Ingenieros para el Desarrollo Profesional ECPD (Engineers’ Council for Professional Develoment), que posteriormente se le denominó ABET (Accreditation Board for Engineering and Technology), como un organismo dedicado a la acreditación, regulación y desarrollo de los profesionales en ingeniería y estudiantes de los Estados Unidos.
ABET es una organización no gubernamental, sin ánimo de lucro, dedicada a la acreditación de programas de educación universitaria en disciplinas de ciencias aplicadas, ciencias de la computación, ingeniería y tecnología. ABET ha acreditado unos 3 mil 100 programas en 660 instituciones en 23 países.
Durante su fundación, la organización contó con la participación de siete sociedades de ingeniería de la Unión Americana.
La acreditación con ABET es un proceso voluntario que se lleva al cabo a través de un proceso de revisión por pares que busca asegurar que la institución de educación superior satisface los criterios de calidad establecidos para la profesión para la cual el programa prepara y forma estudiantes.

¿Qué es la acreditación ABET?

La Acreditación ABET acredita programas de ingeniería de una universidad, si cumple con los estándares de calidad establecidos por la profesión para la que prepara a sus estudiantes. Por ejemplo, un programa de ingeniería acreditado debe cumplir con los estándares de calidad establecidos por la profesión de ingeniería, mientras que un programa de ciencias de la computación acreditado debe cumplir con los estándares de calidad establecidos por la profesión informática. ABET acredita educación superior que otorgan títulos de programas albergados dentro de las instituciones acreditadas regionalmente.

¿Quién establece las normas de calidad ABET?

Las normas de calidad que los programas deben cumplir para ser acreditados por ABET son establecidas por los profesionales de ABET. Esto es posible gracias a la colaboración de diferentes profesionales y técnicos, sociedades. Estas sociedades y sus miembros trabajan juntos a través de ABET para desarrollar los estándares y proporcionan a los profesionales que evalúan los programas para asegurarse de que cumplen con esos estándares.

¿Por qué es importante la acreditación ABET?

La acreditación ayuda a los estudiantes y sus padres a elegir la calidad de los programas de una universidad o institución de educación superior. La acreditación permite a los empleadores contratar a graduados que saben que están bien preparados, al egresar de un programa de calidad. La acreditación da a colegios y universidades un mecanismo estructurado para evaluar y mejorar la calidad de sus programas, a través de la retroalimentación de los resultados de una evaluación.
¿Y en México? Con la conciencia de reconocer las bondades de evaluar los programas de ingenierías y sus resultados, se crea el Consejo de Acreditación de la Enseñanza de la Ingeniería (CACEI).
La independencia cultural y económica de un país se logra y se conserva principalmente, y entre otras cosas, por la buena calidad en la práctica de sus profesionales; lo que implica contar con instituciones de educación superior que también tengan un buen nivel de calidad en los procesos de formación de sus estudiantes.
Es por ello que las Instituciones de Educación Superior requieren establecer procesos de evaluación con fines de acreditación que revisen su función social (pertinencia), la suficiencia y la calidad del servicio que brindan. Es en este contexto donde surge la necesidad de contar con organismos que realicen procesos de acreditación; pero que tengan características tales que den credibilidad y confiabilidad a la actividad que realizan. Es así como surgen en México los organismos acreditadores a partir de 1994, año en el que se funda el Consejo de Acreditación de la Enseñanza de la Ingeniería (CACEI), primero de ellos, como una asociación civil constituida en forma plural, ya que en ella participan los diversos sectores relacionados con la formación y el ejercicio profesional de los ingenieros.
A lo largo de 20 años, el CACEI ha realizado una intensa y fructífera actividad, al establecer la metodología para los procesos de acreditación y aplicarlos a cientos de programas de diversas ramas de la ingeniería, lo que da una idea de la importante labor que esta asociación realiza al contribuir a elevar la calidad de la educación superior y a la formación de profesionales más preparados, competitivos, responsables y comprometidos, tal y como lo demanda nuestro país.
Desde mediados de 2013, la ingeniera Química y maestra en Educación Superior María Elena Barrera Bustillos es la directora nacional del CACEI, y se ha concentrado en construir un organismo acreditador, integrado por consejos y evaluadores en las áreas de las ingenierías, formados por profesionales que reúnan los requerimientos, experiencia y reconocimiento como docentes e investigadores, con reconocida trayectoria profesional, basándose en valores éticos, experiencia en sus áreas del conocimiento y juicio crítico, que permitan llevar al cabo evaluaciones justas y que sean de mucho valor para las instituciones de educación superior, para sus procesos de mejora continua. Estamos viviendo una época de grandes cambios, con el compromiso de formar egresados de calidad, en los distintos programas de ingeniería.
En mayo próximo, se espera concretar su incorporación a organismos internacionales y ser reconocido como organismo acreditador y acreditado. En este sentido, la maestra María Elena Barrera Bustillos, directora general del CACEI, explicó que el objetivo de esta asociación es incorporarse al Washington Accord, organismo integrado por 17 países, entre los que destacan Estados Unidos, Canadá, Inglaterra, Rusia, Turquía, Sudáfrica, China, Japón, Corea, Australia y Nueva Zelandia.(Diario de Yucatán, enero, 15, 2016).
“Al ser parte de este organismo, se logrará el reconocimiento internacional de las acreditaciones del CACEI, sustancialmente equivalentes, es decir, el título de un ingeniero mexicano será similar a los entregados en los países miembros del Washington Accord”, aseveró la maestra María Elena Barrera, quien recordó que CACEI es el organismo acreditador más antiguo del país, ya que surgió como consecuencia del Tratado de Libre Comercio (TLC) buscando el reconocimiento mutuo de las profesiones.
El Washington Accord es un acuerdo independiente para: Reconocimiento mutuo de programas de ingeniería acreditados, Normas— Benchmarking para la educación en ingeniería, Los Atributos que establece este organismo representan la referencia general acordada para todos los programas acreditados. Asimismo, el doctor José Williams felicitó al CACEI por atreverse a dar un paso fundamental ya que las tendencias actuales son irreversibles y “tenemos que pensar en la formación de profesionales para un mundo global y tener claro que los estudiantes deben adquirir las competencias necesarias para tener un positivo desempeño profesional en la sociedad donde se encuentren.— Mérida, Yucatán.
(*) Doctor en Proyectos de Innovación en Ingeniería de Proceso por la Universidad Politécnica de Cataluña. Profesor e investigador de la Universidad Autónoma de Yucatán.

Regresar a la portada

Deja un comentario