¿Qué está haciendo un ingeniero como subsecretario para América del Norte de la Secretaría de Relaciones Exteriores de México?

¿Qué está haciendo un ingeniero como subsecretario para América del Norte de la Secretaría de Relaciones Exteriores de México?

¿Qué está haciendo un ingeniero como subsecretario para América del Norte de la Secretaría de Relaciones Exteriores de México?


Los científicos estudian lo que existe, nosotros ingenieros diseñamos, construimos y manufacturamos lo que no existe en beneficio a la sociedad: Sergio Alcocer Martínez de Castro

El pasado 22 de mayo, la Escuela Cockrell de Ingeniería de la Universidad de Texas otorgó el Distinguished Engineering Graduate Award al doctor Sergio Alcocer Martínez de Castro, subsecretario para América del Norte de la Secretaría de Relaciones Exteriores y presidente de la Academia de Ingeniería de México, en reconocimiento a su destacada trayectoria y aportes a la investigación en la ingeniería.

Como parte de la ceremonia de premiación, el doctor Alcocer dirigió un discurso a los alumnos graduados de la generación 2015 de la institución texana, en el que reconoció su pasión por su formación profesional y el compromiso con México en la mejora de las generaciones futuras para avanzar en el mejor interés del país.

“Algunas personas pueden preguntarse qué está haciendo un ingeniero como subsecretario para América del Norte de la Secretaría de Relaciones Exteriores de México, por qué es que un ingeniero civil capacitado para marcar grietas, para romper probetas de hormigón y utilizar martillos neumáticos se encarga en México de la más importante relación bilateral, la que se tiene con los Estados Unidos, ¿cuál es el valor que añade un ingeniero a las relaciones internacionales de nuestro país?”

A continuación, el doctor Alcocer Martínez de Castro explicó la relación entre ambos países se basa en la amistad y la familia, pues más de 35 millones de personas de origen mexicano han elegido a Estados Unidos como su hogar, y en reciprocidad un millón de estadounidenses que viven en nuestro país. “Hemos desarrollado una asociación muy colaborativa que define Norteamérica como la región más dinámica y emocionante del mundo”, acotó.

“Para responder a la pregunta de por qué se le pidió a un ingeniero ocupar esta posición crítica de política exterior en México vuelvo a esos principios y enseñanzas adquiridas en la Universidad de Texas: la pasión y el compromiso de devolver a mi país la dedicación a la mejora de la realidad para las generaciones futuras y la integridad en el trabajo para avanzar en el mejor interés de mi país y de la región que compartimos con Estados Unidos y Canadá. Es directamente gracias a mi formación como ingeniero que he sido capaz de identificar, conceptualizar, diseñar y optimizar soluciones a nuestros retos comunes”.

De igual forma, el presidente de la Academia de Ingeniería de México hizo referencia al día cambió su vida para siempre, fue el 19 de septiembre de 1985, cuando era un joven estudiante de ingeniería de la Universidad Nacional Autónoma de México. “Fue el día que ocurrió el terremoto más devastador en México, provocando alrededor de 10 mil muertes y dañando más de mil edificios únicamente en la ciudad de México; este evento impredecible y sin precedente cambió la vida de miles, incluyendo la mía para siempre.

“En los días siguientes al terremoto visité las zonas más devastadas de una agudeza indescriptible y de una espantosa destrucción y daño, pero al mismo tiempo, y quizás lo de mayor importancia, también atestigüe la solidaridad y la fortaleza de las personas ayudándose unas a otras con lo poco que podían.”

“El destino trabaja de formas muy extrañas; para algunos el terremoto significó pérdida, para mí significó la inspiración que me conduciría a buscar la oportunidad de venir a los Estados Unidos a estudiar, tuve la opción de venir a la Universidad de Michigan o a la Universidad de Texas en Austin”.

Asimismo, refirió que la ingeniería ha estado en primer plano de nuestras civilizaciones apropiando la generación de conocimiento científico para solventar las necesidades de la sociedad. Agregó que el título, ya sea de doctor, maestro o licenciado es poco relevante si se carece de pasión, de entrega y la integridad que permite alcanzar la excelencia en todo lo que hacemos.

Sergio Martínez de Castro realizó la licenciatura en ingeniería civil en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la cual concluyó con mención honorífica, el promedio más alto de su generación y la medalla Gabino Barreda; realizó sus estudios de doctorado en Estructuras en la Escuela Cockrell de Ingeniería de la Universidad de Texas en Austin.

En 2001 fue galardonado con la distinción para Jóvenes Académicos que otorga la UNAM en Innovación Tecnológica y Diseño Industrial, así como el Premio de Investigación de la Academia Mexicana de Ciencias; actualmente es investigador titular B de tiempo completo en el Instituto de Ingeniería de la UNAM y es miembro del Sistema Nacional de Investigadores nivel II.

Hasta el momento tiene nueve publicaciones con arbitraje en importantes revistas internacionales; cuenta con 30 informes de proyectos de investigación, tres capítulos de libros, 48 artículos en memorias de congresos 21 de estos internacionales, y ha impartido 47 cursos y 78 pláticas invitadas 22 de éstas fueron en el extranjero.

Actualmente es vicepresidente técnico de la Sociedad Mexicana de Ingeniería Estructural y presidente honorario de la Alianza para la Formación e Investigación en Infraestructura para el Desarrollo de México A.C. (Alianza FiiDEM), institución que trabaja en la formación e investigación en ingeniería e infraestructura, así como en el fomento a la innovación en el sector, así como miembro de la Academia Mexicana de Ciencias.

En 2011, el doctor Alcocer Martínez de Castro se incorpora a la Secretaría de Energía como subsecretario para la planificación estratégica y el desarrollo de tecnología. En su actual cargo como subsecretario para América del Norte en el Ministerio de Asuntos Exteriores, que asumió en 2013, Alcocer trabaja para promover la presencia de México en el ámbito internacional y fortalecer sus lazos en América del Norte a través del comercio, el trabajo, las inversiones y los intercambios culturales.

Agencia ID.

Regresar a la portada