Con ambicioso proyecto busca instituto tecnológico crear su propia energía a partir de planta solar piloto

Con ambicioso proyecto busca instituto tecnológico crear su propia energía a partir de planta solar piloto

Con ambicioso proyecto busca instituto tecnológico crear su propia energía a partir de planta solar piloto


El Tecnológico de Estudios Superiores de Ecatepec (TESE) ha llevado a cabo un proyecto que plantea la viabilidad de que campus universitarios o instituciones de educación superior sean sostenibles energéticamente con una planta solar piloto, para posteriormente transferir la metodología a otros 10 planteles del sistema del Tecnológico Nacional de México.

Esta ambición tecnológica forma parte del Programa de Liderazgo Aplicado en Energías Renovables y Eficiencia Energética (Applied Leadership for Renewable Energy and Energy Efficiency Program), del que forman parte la Secretaría de Energía (Sener), el Centro de Salud y Medio Ambiente de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard (Center for Health and the Global Environment, Harvard School of Public Health) y la organización InTrust Global Investments.

El líder del proyecto científico y tecnológico es el doctor en energía sustentable Víctor Manuel López López, quien explica que la planta solar piloto cuenta ya con alguna infraestructura para la puesta en marcha, dado que el TESE tiene una extensión de 23 hectáreas. Cuenta con siete mil alumnos inscritos, además de que sus carreras están acreditadas por los organismos pertinentes y ofrece una maestría en energías renovables y eficiencia energética, razones por las que la institución académica fue elegida para echar a andar el proyecto binacional.

En entrevista, el también coordinador de la Comisión Multidisciplinaria Recursos Naturales y Cambio Climático (incluye agua) de la Academia de Ingeniería de México (AIM), refiere que si bien el objetivo del proyecto punta de lanza a nivel nacional es generar energía, lo es también preparar el recurso humano de los planteles en la República en la materia.

“Según documentos oficiales, para 2024 se contempla generar 35 por ciento de la matriz energética a base de energía limpias, de manera que algunos proyectos deberán ubicarse en zonas donde sea viable la puesta en marcha de turbinas que aprovechen la energía natural. El potencial de estas fuentes y de los centenares de campus escolares donde se pueden ubicar es enorme en el país.

“El Tecnológico Nacional de México cuenta con más de 260 planteles en todo el país, de manera que habrá diferentes oportunidades en cada uno en cuestión de energías renovables”.

Una más de las metas que se persigue es que investigadores e inversionistas tengan la oportunidad de trabajar juntos en el diseño e implementación de proyectos de energías renovables que puedan crear empleos y un desarrollo sustentable en comunidades pequeñas e indígenas de México.

En la identificación de las necesidades del TESE para su eficiente sustentabilidad, el Fideicomiso para el Ahorro de Energía realizó un diagnóstico o auditoría energética, la cual tuvo una duración de dos meses. En cuanto a la instrumentación, se ha solicitado apoyo financiero a Conacyt a través del Fondo Sectorial Sener-Sustentabilidad Energética.

“En el arranque del proyecto, y como parte de éste, se han identificado dos azoteas a las que se harán los arreglos necesarios para colocar las celdas solares que capturarán la energía que pudiera abastecer hasta en un 40 por ciento la necesidad del plantel; pero no será la única medida pues la generación de energía renovable podría evitar la emisión de más de 600 toneladas por año de gases de efecto invernadero, además de que la planta solar servirá para capacitar a alumnos de licenciatura y posgrado”, expone el también académico del Instituto Politécnico Nacional.

A la planta solar piloto se unen como medidas del proyecto campus sustentable una planta de tratamiento de aguas negras, cosecha de agua de lluvia, gestión de residuos sólidos y peligrosos y campañas de concientización y de orientación sobre consumo de comida chatarra, entre otras.

El especialista hace mención que Sener y la Universidad en Harvard convocaron a formar parte de este Programa a instituciones de educación superior del país que en sus planes de estudio consideren el tema de energía. Fue así como se inscribieron más de 300 profesores de las diversas instituciones que fueron conjuntados en tres grupos para recibir un diplomado con duración de 350 horas de trabajo, de septiembre de 2014 a junio de 2015, impartido por la institución estadounidense.

El curso se dictó en tres regiones del país: norte, en la Universidad de Sonora, campus Hermosillo; centro, en la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, en Morelia; y en la Universidad Autónoma de Yucatán, en Mérida.

El doctor López López señala que por grupos se identificaron proyectos de energías renovables y eficiencia energética, y algunos se presentaron al subsecretario de Planeación y Transición Energética de la Sener, Leonardo Beltrán Rodríguez. Uno de esos proyectos es el que propone fortalecer la infraestructura energética del TESE mediante el establecimiento de una planta solar piloto, cuya metodología una vez aplicada y probada su eficiencia pueda ser trasladarse a otros planteles.

“Se firmó una carta de intención por parte del Tecnológico Nacional de México para que haya 10 campus que adopten esta metodología y que comprueben su eficiente uso en la generación energía renovable, sea solar o incluso eólica en algunas partes del país que ofrezcan esta viabilidad”.

Agencia ID.

Regresar a la portada

Deja un comentario