¿Qué se espera de Pemex en las siguientes Rondas?

¿Qué se espera de Pemex en las siguientes Rondas?

¿Qué se espera de Pemex en las siguientes Rondas?


* La cuarta licitación será la más atractiva, pero por tratarse de aguas profundas el reto tecnológico es mayor, por lo cual será aliada de compañías de gran envergadura a nivel mundial.

 

La segunda etapa de la Ronda Uno está prevista para el 30 de septiembre y en ella se pondrá a concurso la asignación de nueve campos petroleros en aguas someras, agrupados en cinco contratos. Han mostrado interés en participar 37 empresas, de las cuales 29 han pagado el acceso al cuarto de datos y 19 han iniciado el proceso de precalificación.

La tercera etapa de la Ronda Uno incluye 25 campos terrestres, mismos que han atraído a 71 empresas, de las cuales 65 han solicitado acceso al cuarto de datos, 42 de ellas mexicanas, y 47 ya fueron autorizadas.

Aunque Pemex tiene la oportunidad de concursar como una compañía más durante las rondas de licitación, incursionará hasta que los campos de exploración y producción en aguas profundas se abran a la participación mundial.

 

¿A qué responde lo anterior?

El Comisionado de la Comisión Nacional de Hidrocarburos, doctor Edgar Rangel Germán, lo explica de forma detallada:

Durante la llamada Ronda Cero, en agosto de 2014, se asignaron a Pemex los recursos petroleros que podía explotar, desarrollar y extraer, de manera eficiente y competitiva. En otras palabras, se definió cuántos recursos prospectivos y cuántas reservas de extracción debían quedarse en manos de la nueva Empresa Productiva del Estado para su administración.

La petrolera nacional destaca a nivel mundial en exploración y explotación en aguas someras. En la Ronda Cero, Pemex conserva la mayor parte de los recursos de esta categoría; por otro lado, se le asignaron menos del 10 por ciento de los recursos no convencionales, y prácticamente la mitad de los prospectivos en aguas profundas. El complemento de lo que se asignó a la mexicana es lo que se tiene disponible para alimentar las rondas de licitación.

De éstas, la primera se refirió a exploración de aguas someras, la segunda se abrirá a extracción en campos descubiertos en la misma categoría, la tercera en áreas terrestres, la cuarta en aguas profundas y extra pesados, y la licitación cinco en no convencionales y Chicontepec.

El doctor Rangel Germán, quien es académico titular a la Comisión de Especialidad de Ingeniería Petrolera de la Academia de Ingeniería de México, señala que para la primera licitación (exploración en aguas someras) no se lograron las mejores condiciones para motivar interés por parte de la industria.

Es probable que se haya generado una asimetría entre la materialidad de los bloques orientados a empresas de tamaño medio, y requerimientos de precalificación y garantías demasiados estrictos, que sólo empresas de gran tamaño pueden cumplir. La decisión de Pemex de no participar en la primera licitación pudo haber enviado una señal negativa a los posibles licitantes. Claramente no se lograron resultados espectaculares en la convocatoria.

La próxima licitación es para extracción en aguas someras e incluye campos con reservas certificadas, es decir, es menor el riesgo que veían las empresas en la licitación 1 de no encontrar algo, por ello es probable que tengamos más ofertas. Además, las complicaciones tecnológicas son bajas porque se trata de recursos técnicos bastante dominados en el mundo.

Ahora bien, las reservas certificadas dan solidez y viabilidad a los proyectos, inclusive permiten a las empresas la oportunidad de financiar sus proyectos por parte de instituciones bancarias. “Son campos ya descubiertos, estamos hablando de 355 millones de barriles de petróleo crudo equivalente en reserva certificada 2P”.

En la tercera licitación habrá campos pequeños que Pemex no solicitó o no le fueron asignados por parte de la Secretaría de Energía. La operación de este tipo de campos no es rentable para una empresa del tamaño de la petrolera mexicana. Estos campos tienen producciones pequeñas entre 100 y 300 barriles por día; sin embargo, sí habrá interesadas en su aprovechamiento, sobre todo nacionales.

La cuarta licitación será la más importante para Pemex, pero por tratarse de aguas profundas el reto tecnológico es mayor, por lo cual será aliada de compañías de gran envergadura a nivel mundial. “Habrá varios consorcios interesados, ya que en aguas profundas ninguna empresa va sola y se compartirá el expertise de las que lo integren. Entonces tendrá la oportunidad de elegir a los mejores socios, y tampoco sorprenderá ver consorcios de empresas internacionales en las que no participe Pemex.

“Siempre ha habido un trato cordial entre las empresas muy grandes y Pemex, con las cuales ha habido convenios de colaboración académicos y para realizar investigación, pues son instituciones que se interesan en la geología de áreas petrolíferas de México. Han sido planes de trabajo de enriquecimiento para ambas partes”, aclara el comisionado Rangel Germán.

Agrega que en México hay quienes consideran que la empresa nacional debe cubrir todos los rubros del sector petrolero, en este caso Pemex. Pero aun países como Kuwait, Arabia Saudita o Emiratos Árabes tienen convenios de colaboración con compañías de otros países, incluidas las majors, pues no hay una sola empresa que lo haga todo, ya que el conocimiento se reparte a las diversas participaciones, en exploración, en geología, en refinación, y demás áreas que requieren del conocimiento de especialistas.

“No hay un país en el mundo donde no haya operadoras extranjeras, así sea China, Cuba, Rusia, Venezuela, Brasil, Noruega, Estados Unidos o el que se mencione”, puntualiza el miembros de la AIM.

Cabe destacar que en el ámbito petrolero a lo largo del año hay licitaciones en muchas partes del mundo, de manera que las empresas globales están atentas a lo que se oferta en cada una y perfilan sus presupuestos a las mejores oportunidades. En estos tiempos de precios bajos de petróleo, las empresas se vuelven más selectivas, es decir, son más exigentes para evaluar sus oportunidades de inversión.

La licitación en aguas profundas en el Golfo de México será muy atractiva a nivel mundial. La ubicación geográfica de México es privilegiada, y las empresas verán un beneficio en producir petróleo del Golfo de México a diferencia de transportarlo de África u Oriente Medio o lejano, no sólo por un tema logístico, sino geopolítico y estratégico.

A pregunta expresa, el doctor Rangel Germán, quien tiene más de 20 años en el sector petrolero, menciona que la Reforma Energética urgía a México, debió hacerse antes. “Hubo un primer intento en 2008 pero sin el impulso necesario. Sin embargo, este tiempo de distancia ha servido para conocer la experiencia de otros países, por ejemplo, Noruega, Brasil y Colombia, quienes han compartido sus experiencias y de quienes hemos aprendido mucho para recortar nuestros tiempos en la implementación de la reforma en nuestro país.”

Raúl Serrano.

Regresar a la portada

Deja un comentario