Crece en Argentina el número de mujeres que estudian ingeniería

Crece en Argentina el número de mujeres que estudian ingeniería

Crece en Argentina el número de mujeres que estudian ingeniería


noticia2_01El 16 de octubre de 2014 se puso el satélite de comunicaciones geoestacionario ArSat-1, el primero construido en la Argentina. Durante la transmisión en vivo del despegue, no fue la voz de un hombre la que dio el visto bueno para el lanzamiento. La orden estuvo a cargo de Ana Caumo, responsable de la ingeniería en sistemas del artefacto. Una mujer. Una ingeniera.
Hace algunos años, esto hubiese sido impensable. La ingeniería parecía ser una profesión exclusivamente para hombres. Sin embargo, poco a poco, las mujeres ganaron espacios y no pasaron inadvertidas.
En las universidades, el avance femenino es hoy visible y registra un crecimiento en forma paulatina, pero sostenida. Por ejemplo, de acuerdo a la Secretaría de Gestión y Seguimiento Curricular, Universidad Nacional de la Plata (UNLP) en Argentina cada vez más mujeres se interesan por la carrera de ingeniería. Mientras que en 2010 y 2011 el porcentaje de mujeres que ingresaba era del 23 por ciento, en 2012, 2013 y 2014 se observa un incremento que se estabilizó en el 25.
En el Instituto Tecnológico de Buenos Aires (ITBA), aproximadamente el 23 por ciento del alumnado son mujeres. Y en lo que respecta a las carreras de ingeniería, en especialidades como química, los porcentajes de varones y mujeres muy similares. Incluso la carrera de Bioingeniería, una especialidad nueva creada en 2013, cuenta con más presencia femenina que masculina.
Pero no todo es color de rosa, ya que la brecha de género todavía es significativa no sólo en las universidades, sino también en el mundo del trabajo. Las disciplinas más tecnológicas siguen siendo resistidas. Según el informe de la UNLP, en las 12 carreras que dicta la Facultad de Ingeniería, las disciplinas con mayor cantidad de mujeres son Ingeniería Química e Industrial, seguidas por Ingeniería Civil, tendencia que viene repitiéndose en los últimos años.
De hecho, Ingeniería Industrial es la carrera que mayor porcentual de egresadas mujeres presenta respecto del total por año. Y en términos generales, mientras que en 2010 14 por ciento de estudiantes egresados fueron mujeres, en 2013 llegaron a 21.
Adela Hutin, directora del Grupo de Bioenergía de la Facultad de Ciencias Fisicomatemáticas e Ingeniería de la Universidad Católica Argentina (UCA), comentó: “En términos generales, las mujeres están cada vez más formadas, pero lamentablemente no se traduce en una presencia proporcional en el mercado laboral y para pensar las causas hay que considerar tres ámbitos: la selección de la carrera en el secundario, el desarrollo de los estudios durante la estancia en la Universidad y la percepción del mundo laboral como ingenieras”.
Social, cultural e históricamente, la ingeniería ha sido una carrera de hombres. Pero aunque no es una tarea fácil y llevará tiempo, las profesionales consultadas coinciden en que romper con los modelos existentes es posible y requiere acciones muy concretas. “Es importante promover el interés desde la educación, desde el juego, e introducir la ciencia como parte de la vida y no como algo difícil”, explicó Hutin.
En cuanto a las especialidades más técnicas, si bien no son las más elegidas, esta situación ha empezado a cambiar, como ocurre en aeronáutica. Así lo expresó Ana Scarabino, directora de la carrera Ingeniería Aeronáutica de la UNLP. “La primera egresada fue Haydée Pellegrini, en 1958. Después no hubo ninguna hasta los años 70. Pero desde esa época hay una continuidad donde las alumnas, aun siendo minoría, ya no son algo excepcional. Por suerte en los últimos años se ve una tendencia creciente. Hoy entre el 10 y el 15 por ciento de los que ingresan son mujeres”, asegura.
Otra de las ramas cada vez más convocantes en la UNLP es la hidráulica. La ingeniera Cecilia Lucino, profesora adjunta de la material Máquinas Hidráulicas y Proyecto e Instalaciones Hidromecánicas, asegura que las ingenieras que trabajan en esta especialidad tienen una importante presencia a nivel de gestión pública, en la consultoría, en la investigación y en la docencia.
Fuente: lt10digital.

Regresar a la portada

Deja un comentario