Reconoce organismo internacional a mexicano por trayectoria de liderazgo en innovación y economía del conocimiento

Reconoce organismo internacional a mexicano por trayectoria de liderazgo en innovación y economía del conocimiento

Reconoce organismo internacional a mexicano por trayectoria de liderazgo en innovación y economía del conocimiento


Imagen_NoticiaPrincipal_01_01* En nuestro país, los empresarios deben acelerar el paso al invertir en innovación, y apostar más por el activo intangible que es el conocimiento: Jaime Parada Ávila.

La Asociación de Parques Científicos y Tecnológicos de Norteamérica (AURP por sus siglas en inglés) con cerca de 200 de miembros de Estados Unidos, Canadá, México y Latinoamérica, entregó el Leadership Award (premio al liderazgo) al mexicano Jaime Parada Ávila, durante su congreso anual realizado en Buffalo, Nueva York, el primero de octubre.
Si bien el doctor Parada Ávila es actualmente director del Parque de Investigación e Innovación Tecnológica de Nuevo León (PIIT), la distinción por parte de la AURP es en reconocimiento a su trayectoria profesional como uno de los principales actores de la innovación y la economía del conocimiento de nuestro país, y que le ha permitido ser distinguido por su liderazgo a nivel mundial.
Ejemplo de su trabajo es que durante su ejercicio (2001-2005) como director general del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) estructuró las medidas que permitieran vincular a la investigación académica con las necesidades de la industria mediante un enfoque sistemático.
Fue así que se pusieron en marcha incentivos fiscales y fondos sectoriales y mixtos en favor de la tecnología, la ingeniería y su vinculación con el sector productivo.
Asimismo, se creó una nueva Ley de Ciencia y Tecnología, además de que se reforzó el programa de becas y fueron diseñados nuevos programas para apoyar la inversión de los estados simultáneamente con Conacyt para duplicar los fondos de impulso a ciencia y tecnología.
Previamente, durante su gestión como director de un centro de investigación en el área metal-mecánica, demostró que la inversión en I + D es una ventaja competitiva para las empresas, que culminó con la adquisición de la institución por un importante grupo empresarial mexicano.
El doctor Jaime Parada es vicepresidente de la Academia Mexicana de Ingeniería, así como miembro de la Academia Mexicana de Derecho Internacional; en 2003 fue nominado para el World Technology Award del World Technology Network y en el año 2004 obtuvo The Grand Officer’s Cross de La Orden al Mérito de la República Federal de Alemania.
Actualmente es director del Instituto de Innovación y Transferencia de Tecnología del gobierno del estado de Nuevo León y del Programa Nuevo León, Economía y Sociedad del Conocimiento.
El PIIT, que conduce el doctor Parada Ávila, a 10 años de creado ha sido participe de más de 300 proyectos de vinculación y ha recibido una inversión acumulada de 600 millones de dólares (fondos estatales, federales y privados); la institución fue creada en 2005 y cuenta con 36 centros de investigación públicos y privados, alojados en más de 150 mil metros cuadrados en el municipio de Apodaca, donde trabajan más de 3 mil 500 científicos, tecnólogos e ingenieros, en laboratorios, plantas piloto y dos incubadoras de alta tecnología que compiten con lo mejor del mundo.
A decir del galardonado, el PIIT es ejemplo de cómo se puede impulsar la economía basada en el conocimiento en nuestro país, de que se pueden emprender proyectos ambiciosos que trasciendan los sexenios y que formen parte de la estrategia de competitividad de una ciudad.
“Comenzamos muy soñadores en 2005 en Monterrey, porque a la ciudad le interesaba reforzar su infraestructura científica y tecnológica, ya que como entidad representa la punta de lanza en el desarrollo económico del país. Históricamente es una ciudad que atrae mucha inversión, que se ha destacado en manufactura, y entonces el sueño era pensar en que lo hiciera en la economía basada en el conocimiento.
“Fue así como se concibió la idea de concentrar en un solo territorio las capacidades científicas, tecnológicas y de investigación, tanto del sector público como del privado, de manera que se pudiera facilitar la colaboración entre ambos”.
Para el doctor Parada Ávila, la distinción de la AURP es un reconocimiento al trabajo en equipo. “Este es mérito del sector de negocios, del académico de Monterrey y del país. Me da gusto que viendo el esfuerzo realizado en Nuevo León, Yucatán siga el ejemplo, así como en Hidalgo, Chihuahua y Nayarit.
“Buscamos atraer la atención nacional y demostrar que la economía basada en el conocimiento puede generar empleos de mayor calidad, que podemos ser más competitivos, brindar más oportunidades a nuestros jóvenes, que podemos incrementar el producto interno bruto per cápita, con lo que sueña México, y que se puede hacer en cualquier región del país, con las adaptaciones y tomando como base las vocaciones de cada región”.
No obstante, la distinción de la AURP también significa una gran responsabilidad, tal como lo manifiesta el doctor Parada Ávila. “Nos compromete a formar nuevas generaciones de empresarios que basen su competitividad en el conocimiento, en la ciencia y en la tecnología. A que realmente se acelere el paso en inversión en innovación, a que los empresarios apuesten más por el activo intangible que es el conocimiento.
“Nos compromete a que México empiece a sonar no sólo como la economía mundial número 12, sino también a que compita a partir de su capital humano de la ciencia y la tecnología; hemos demostrado que sí se puede hacer, hay que perderle el miedo y ser visionario, hay que pensar en las siguientes generaciones no en las próximas elecciones.
“También a que nuestras universidades destaquen en los rankings mundiales, a que los centros de investigación se distingan a nivel global”.
Raúl Serrano.

Regresar a la portada

Deja un comentario