Con ingeniería, escudería Motorsports UNAM fabricará su séptimo prototipo de Fórmula SAE

Con ingeniería, escudería Motorsports UNAM fabricará su séptimo prototipo de Fórmula SAE

Con ingeniería, escudería Motorsports UNAM fabricará su séptimo prototipo de Fórmula SAE


noticia3_01El reto de la escudería estudiantil Motorsports, de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), es construir su próximo vehículo de carreras de Fórmula 1 y sustituir las partes metálicas por nuevos polímeros, que adecuados al diseño permitan alcanzar una mayor velocidad en pista y reducir su peso total a 205 kilogramos.
Con ese fin ha conjuntado a cinco ramas de la ingeniería: mecánica, mecatrónica, industrial eléctrica, electrónica y computación. Así, busca llegar al mejor diseño automotriz que integre sus sistemas, además de la adquisición de datos, telemetría y ergonomía del nuevo vehículo, comentó Daniel Alonso, capitán de la escudería universitaria.
El cambio de los materiales y la adición de un motor Yamaha R6 de motocicleta, son las estrategias de los integrantes del equipo de la Facultad de Ingeniería para competir y lograr una mejor posición en el certamen internacional Fórmula SAE, que se celebra cada año en Lincoln, Nebraska, Estados Unidos.
La escudería Motorsports que anualmente se renueva por estudiantes de ingeniería, tiene como objetivo fabricar el séptimo auto del equipo con un nuevo diseño y tecnología que supere en velocidad y estabilidad a los seis coches construidos con anterioridad.
Al hacer un análisis comparativo, expuso el alumno de ingeniería mecánica, la desventaja de los vehículos de Motorsports que ha observado en los seis años de competencia en la Fórmula SAE, es la materia prima con la cual fabrican el vehículo, ya que los equipos estadounidenses utilizan fibra de carbono, titanio o de magnesio para el chasis, lo que deriva en un peso total de 160 kilogramos, mientras que el auto actual de la UNAM es de acero y pesa 212.
“Además de participar en la competición internacional, el objetivo de construir un automóvil prototipo de Fórmula SAR es venderlo, ya sea a empresas que puedan fabricarlo en serie o para clientes que gustan correr vehículos de este tipo”, expuso el miembro del equipo universitario.
Es por ello que uno de los puntos de la competencia es presentar un plan de negocios, que incluya la revisión de costos, materiales y su productividad, los cuales son respaldados con pruebas estáticas, de aceleración y la justificación del diseño.
Cada que un vehículo es terminado, detalló el capitán, se presenta a posibles clientes, junto con el reporte de la evaluación, donde viene la información general, como la aceleración, la dinámica y el comportamiento del coche en las curvas de las pistas, así como su resistencia a choques y la velocidad máxima a la que corre.
Asimismo, para el armado de los vehículos la escudería utiliza las máquinas ubicadas en la Facultad de Ingeniería y las del Centro de Investigaciones en Diseño Industrial (CIDI). Sin embargo, a pesar de que la escudería no gasta en equipos, deben buscar patrocinadores porque el presupuesto para construir el vehículo es de 400 mil pesos.
Agencia ID

Regresar a la portada

Deja un comentario