Desarrollan mexicanos dispositivo que mide glucosa mediante la orina

Desarrollan mexicanos dispositivo que mide glucosa mediante la orina

Desarrollan mexicanos dispositivo que mide glucosa mediante la orina


noticia3_01El dolor por el uso de agujas para el monitoreo de glucosa en sangre es una de las razones por la cual los pacientes con diabetes no mantienen un control adecuado de su enfermedad; por ejemplo, pincharse un dedo varias veces al día puede propiciar entumecimiento y sensibilidad al roce de la ropa, e incluso la mano deja de ser útil por días.
El anterior es uno de los valores que tomaron en cuenta Carlos Bernal y Nancy Guerra para diseñar un dispositivo que hiciera más fácil la vida al paciente diabético. Con el desarrollo de los jóvenes tecnólogos pueden registrarse los valores de glucosa en sangre mediante la orina en el inodoro, un aparato que se activa vía bluetooth por el teléfono celular, donde se recaban las cifras de cada día.
Glucosalarm, nombre del dispositivo, ha logrado reconocimientos internacionales, entre ellos como una de las 10 creaciones más destacadas entre innovadores menores de 35 años que entrega el MIT Tech Review; asimismo, ganó la competencia Global de Innovación por la Ciencia y la Tecnología en beneficio de la humanidad (GIST Tech-I por sus siglas en inglés), iniciativa impulsada por el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, donde compitió ante 900 desarrollos tecnológicos de todo el mundo.
Carlos Bernal, ingeniero en sistemas computacionales por el Instituto Tecnológico de Chihuahua II y maestro en ingeniería tecnológica de redes y comunicaciones por la Universidad de Houston (EU), comenta que una empresa japonesa tiene un dispositivo similar a Glucosalarm, se trata de una pluma que al hacer contacto con la orina en el sanitario para registrar la cantidad de glucosa, pero hay que cambiar periódicamente la punta.
El desarrollo mexicano es un dispositivo que se coloca en el inodoro. “El paciente activa el sensor mediante su teléfono por vía bluetooth y cuando la persona va a orinar deposita unas gotas en el colector donde se mezcla con enzimas que reaccionan con la glucosa presente y producen un compuesto con color; el sensor mide la intensidad de dicho color, calcula la concentración de glucosa y manda los resultados al celular en cuestión de segundos (entre 15 a 40). Si el resultado es muy alto se envía una alerta a un familiar, el médico o incluso se marca el número de emergencia para que envíen una ambulancia.
“Por el teléfono los datos pueden mandarse al médico, a un familiar, al educador en diabetes o a quien colabore con el paciente para su tratamiento, de manera que estén al tanto del comportamiento día a día del paciente”, detalla el ingeniero Carlos Bernal.
Explica que la idea de crear el dispositivo surgió al preguntarle a los pacientes con diabetes por qué no se miden la glucosa en sangre, y encontró que la primera respuesta es por que duele. “Por tres o cuatro días no puedes meter los dedos en la bolsa, están adoloridos y la mano no se puede utilizar”.
Asimismo, encontró que el proceso es complejo para medir azúcar en la sangre puede ser engorroso, ya que implica lavarse las manos, pincharse, poner la gota en la tira reactiva, meter ésta en el glucómetro y anotar el resultado, en un proceso que se realiza varias veces al día.
El tercer razonamiento por el que no se tiene un monitoreo constante es por costoso. “Un glucómetro cuesta 300 pesos, pero las tiras reactivas son caras, más las agujas y el portagujas, lo cual resulta en dinero que no todos tienen. Glucosalarm tendrá un costo aproximado de 120 a 140 dólares y las lecturas costarán menos de un centavo de dólar por medición”, refiere Carlos Bernal.
Actualmente Glucosalar se encuentra en el tercer prototipo y ya se realizan pruebas con pacientes. Asimismo, está tiene patente en México y Estados Unidos, y a decir de Carlos Bernal dos empresas de dispositivos médicos con presencia internacional se han mostrado interesados en fabricar industrialmente el desarrollo.
“Queremos agregarle valor a la compañía antes de entrar a una ronda de inversión más grande”, señala su co-creador.
Glucosalarm espera ser lanzado al mercado en Estados Unidos y México a finales del 2016 e inicios del 2017, una vez que se obtengan las autorizaciones correspondientes por parte de la Administración de Alimentos y Drogas de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) y la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris)
Raúl Serrano.

Regresar a la portada

Deja un comentario