Con tecnología de punta, investigador mexicano previene la corrosión de ductos

Con tecnología de punta, investigador mexicano previene la corrosión de ductos

Con tecnología de punta, investigador mexicano previene la corrosión de ductos


noticia2_01Poner al alcance de los sectores industriales la tecnología más avanzada para mantener la integridad de ductos, tanques, muelles y otras obras de infraestructura amenazadas por la corrosión, permitió que el doctor Lorenzo Martínez Gómez, investigador del Instituto de Ciencias Físicas de la UNAM, fundara una empresa de base tecnológica con notable expansión desde 1996.
“La motivación para constituir la compañía surge por mi experiencia en el campo de la metalurgia y la corrosión metálica desde hace 35 años”, resalta. Tras tener una carrera académica exitosa y muy apoyada por la UNAM, el doctor Martínez Gómez vio la importancia de trasladar sus conocimientos a soluciones industriales.
Su emprendimiento derivó en la apertura de la empresa Corrosión y Protección S.A. de C.V., ubicada en Cuernavaca. El éxito y la aceptación de los servicios ofrecidos por el científico emprendedor han permitido el establecimiento de dos centros de ingeniería en la ciudad de México, uno en Veracruz y otro en Villahermosa.
Asimismo, ha logrado expandirse a Ecuador, donde atiende las necesidades de los campos petroleros en la Amazonia desde 2010; en Guatemala se encarga de las instalaciones portuarias y sistemas de ductos desde 2007 y presta servicios internacionales mediante una oficina instalada en Houston, Texas, en Estados Unidos.
En este contexto, el doctor Martínez Gómez informa que en el país se pierde una cantidad de recursos muy importante debido a la inhabilitación de obras a causa de la corrosión, tal es el caso del transporte de hidrocarburos por ductos (considerado el sistema circulatorio de energía del país), los sistemas de agua potable y las instalaciones marítimas.
“Sin embargo, ese problema es controlable mediante la aplicación de los conocimientos de ingeniería. La parte exterior de la infraestructura se protege con recubrimientos y la sumergida con polarización eléctrica. Asimismo, en ocasiones es preciso inyectar inhibidores de corrosión, que son moléculas capaces de adherirse a la superficie metálica para protegerla, explica el investigador”.
Cabe destacar que la empresa Corrosión y Protección creció en el marco de un programa sólido de formación de especialistas para generar sus propios líderes y capacitar a los ingenieros de la industria, el gobierno y otros sectores de la sociedad.
“El éxito de la firma también se debe a que el control de la corrosión es un servicio prácticamente abandonado en México, así que al constituirnos y ofrecer nuestras soluciones pudimos tener un crecimiento importante. En la actualidad manejamos de 100 a 150 proyectos anuales de control de corrosión”, subraya.
Mediante más de una decena de proyectos de investigación, la firma Corrosión y Protección ha servido a empresas e instituciones. En ocasiones ha logrado fondos federales del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), lo que incluye proyectos SENER Conacyt Hidrocarburos; y en los estados de Colima, Guerrero, Campeche y Morelos en el contexto de los fondos FOMIX y Pro-Innova.
Corrosión y Protección ha mantenido un fuerte programa de calidad bajo la certificación ISO 9002 otorgada en 2010. Su solidez está respaldada en el trabajo que ha desempeñado, el desarrollo tecnológico para control de corrosión y la administración de integridad para empresas como Pemex, CFE, Aeropuertos y Servicios Auxiliares, ICA Fluor, China Harbour Engineering Company, Electricté de France, Repsol Ecuador y México, IEnova, SEMPRA, GDF Suez, Norpower, Puerto Quetzal-Guatemala, Kativo Costa Rica, Daimer Chrysler, TAMSA, Tradeco, Metrogas, Praxair entre otras, y los gobiernos de Morelos, Guerrero y Campeche.
Agencia ID.

Regresar a la portada

Deja un comentario